El hormigon impreso barato.

Hormigon impreso barato

Hace ya que no escribo nada nuevo, no es que me hubiese olvidado de el blog que con tanta ilusión empecé…pero es que estoy a tope de trabajo. Uno de los trabajos que ahora mismo estoy realizando es una depuradora. El hormigon impreso barato y resistente es la base de la que parten las soleras de éstos lugares castigados por todo tipo de trato. Normalmente está sometido a desgastes por químicos y no es raro que si no está perfectamente ejecutado al poco tiempo se empiece a “pelar”.

 Concretamente en Cartagena, donde la empresa constructora que me ha contratado para el diseño de sus jardines y la ejecución de las soleras, he optado por una mezcla de hormigon y resina de alta resistencia. ¿Porqué lo llamo hormigon impreso barato? porque es un hormigon que no necesita grandes aditamentos ni una mezcla especial, ya que al ser una construcción reciente la ejecución de la misma está orientada a tener una capa de hormigon impreso mínima.

hormigon impreso barato. Muy recomendable.

hormigon impreso barato Muy recomendable

 En los casos en los que el hormigon impreso barato va a ser el acabado, la base de hormigon se suele mezclar con arenas y no grava por lo que además de complicado puede ser peligroso. El peligro al que me refiero es económico, pues si el operario no tiene la suficiente habilidad, el hormigon impreso  se convierte en una simple chapuza. Es de muy vital importancia, que al imprimir las losas, éstas queden perfectas tanto en nivelación (que no necesariamente será a nivel 0 ) y sobretodo en continuación.

 La continuación del hormigon impreso lo podemos definir como “la correcta alineación de los dibujos de planta de impresión”. Y es que en éstos proyectos de envergadura la apariencia es fundamental, además sabiendo que cualquier mínimo defecto se va a notar y mucho, pues se rompe el patrón del dibujo del diseño. Hay que prestar especial atención a los paños que tenemos que imprimir, pues normalmente nunca estarán a nivel ( al contrario que en nuestras casas) pues levantar un paño entero de hormigon puede ser la diferencia de que la denominación “hormigon impreso barato” se convierta en “hormigon impreso caro”.

 Desde el inicio de la crisis, los costes de construcción se miden escrupulosamente, y aunque normalmente lo barato sale caro, tanto los contratistas como las empresas constructoras miran hasta el último céntimo de lo presupuestado. En las desaladoras o depuradoras (también en mataderos y basureros) el tratamiento exterior de resina debe de venir estipulado en el proyecto de obra, pues las resinas bajo agresión química puede descomponerse en relativamente poco tiempo. El coste de reemplazar la resina puede ser increíblemente alto.

Normalmente las resinas a utilizar suelen ser todo un mundo, no hay nada universal, aunque los vendedores suelen intentar vendernos sus productos, para uso industrial hay que saber muy bien lo que estamos haciendo. Tenemos que aclarar que no toda la resina es compatible con los aditivos que habremos utilizados o no en nuestro hormigon impreso. La resina de alta resistencia no está indicada para aquellos trabajos en los que hayamos utilizado aditivos para el endurecimiento de hormigon bajo condiciones de humedad. En éstas ocasiones mejor utilizaremos una de tipo medio de resistencia a la abrasión.

 La incompatibilidad de aditivos vs resinas de acabado suele ser total, pero hay que saber muy bien que aunque no son normales las incompatibilidades, las hay, y muy gordas. Los aditivos utilizados con base de azufre suelen atacar químicamente a las resinas con más proporción de base (las que como he dicho son de alta resistencia) y hace que ésta se vuelva extremadamente quebradiza. A los pocos meses tendremos una bonita losa de hormigon  totalmente escamada en el mejor de los casos.

La ejecución de un hormigon impreso barato debe de estar perfectamente realizada en continuidad.

La ejecución de un hormigon impreso barato debe de estar perfectamente realizada en continuidad.

 En otra de las obras en las que estoy utilizando hormigon impreso, estamos utilizando una resina de acabado mate y totalmente antideslizante (se trata de una lonja de pescados). Ésta resina de acabado no está indicada si lo que hemos presupuestado es algo excesivamente económico pues encarece mucho el presupuesto. Se trata de un compuesto que no tiene caucho como las antiguas, si no un polímero que reacciona con la humedad haciendo que cuanto más humedad haya en el ambiente, más acusado es el resultado de “grip”.

 La resina antideslizante es digno de verse, hasta hace a penas 5 años no había nada realmente antideslizante, pero visto lo visto no me extraña que se utilice cada vez más. Las características de ésta resina de acabado no terminan en su peculiar sistema de antideslizamiento, si no que además es de fácil limpieza. Parece paradójico que siendo a todas luces antideslizante “de seguridad” el sistema de limpieza sea sencillo, pero es necesario un aditivo de limpieza de muy bajo coste ( en torno a 0,15€ el litro). En el caso de la limpieza no es muy aconsejable pisar por las zonas húmedas, pues el efecto es el contrario y podemos salir disparados hacia cualquier dirección.

 La conclusión a que que podemos llegar es que en cualquier obra prima la economía y un hormigon impreso barato antes que la calidad. Pero como profesionales del ramo no debemos de caer en el juego de la bajada de calidad en pos de economía. Lo barato sale caro, y aunque podamos calificar de barato nuestro hormigon impreso, ante cualquier fallo podemos tener unas pérdidas económicas muy muy graves.

 Hace poco una empresa de Zaragoza realizó un presupuesto para la zona del puerto de Sevilla, en el proyecto de obra figuraba una partida de hormigon impreso barato y económico. El resultado fue catastrófico, materiales de muy mala calidad, lecho de hormigon cuasi inexistente y un acabado totalmente antiestético. La broma de retirada y volver a ejecutar la obra multiplicó en varias veces el presupuesto inicial, y actualmente está envuelta en un proceso de liquidación.

 Un ejemplo más de lo que la crisis nos ha llegado a brindar. Y es que no es lo mismo hacer un poco de hormigon en casa que un proyecto de obra, y aunque sea hormigon impreso barato, lo barato puede llegar a salir muy caro.

 Sin más un saludo.

468 ad

Busca en el archivo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR