Suelos de vinilo para proyectos

Suelos de vinilo

Nunca me han gustado pero he de decirlo, pero en honor a la verdad, en los últimos tiempos la calidad de los adhesivos para PVC ha ganado muchos enteros. Los suelos de vinilos son un añadido a los pavimentos de hormigon impreso en interiores aunque no es exclusivo de zonas cubiertas. No hace mucho estuve mirando unos moldes de hormigon impreso en el Leroy Merlin, y me acerqué a la zona de vinilos y creo que fue un acierto.

 Pese que a las tiendas de bricolaje suelen tener unos precios bastante caros en comparación con los almacenes de construcción normales, la inmediatez y la amplia variedad y disponibilidad, hace que en ocasiones acuda a éstos centros. En temas de decoración, los suelos de vinilo han sido tan usados como denostados, y no es para menos, pues en la mayoría de las ocasiones, no se llegaba ni siquiera a pegar éste material al suelo base, dejando la lámina de vinilo simplemente asentar.

Suelos de vinilo autoadhesivos.

Suelos de vinilo autoadhesivos

 Los suelos de vinilo no tienen ni la calidad ni las características de los suelos de hormigon impreso, por lo que son únicamente aconsejable para los lugares donde no va ha haber mucho trasiego de personas, pues carece de la resistencia tanto mecánica como química necesaria para un correcto funcionamiento. Uno de los problemas de los suelos de vinilo y que más trae de cabeza a los decoradores, es la falta de resistencia del color. No es raro que en poco tiempo, el color se desgaste o desaparezca por completo.

 Deberíamos hablar de los suelos de vinilo y sus características, pero también es obligatorio citar la forma de presentación de éstos revestimientos. En primer lugar, creo que todos conocemos los rollos de “sintasol” que no es más que láminas en rollo de pvc que podemos cortar a la medida y aplicar en el suelo sin más. Ésta presentación es pese a lo que pudiera parecer, la más resistente y durable de cuantas encontramos en el mercado y aunque la menos vistosa, es la más práctica.

 Otra de las presentaciones más conocidas son en forma de losetas. Las losetas como forma de conformar los suelos de vinilos no tienen nada que ver en cuanto presentación y aplicación, pero tampoco en cuanto a durabilidad y resistencia. Las losetas son más gruesas, más difíciles de colocar y tienen un acabado mucho mejor, pero por el contrario, la resistencia mecánica es muy débil, y los pigmentos que se suelen utilizar normalmente se desgastan a los pocos meses aunque sea en lugares casi sin tránsito.

 Hay una aplicación en los que los suelos de vinilo son más que recomendables, y es el aquellos sitios donde debemos controlar la electricidad estática como lugares de tecnología o laboratorios donde ésta electricidad sea crítica.

 Si bien podemos elegir tanto los rollos flexibles de PVC o las losetas, debemos de tener en cuenta que si bien podemos aplicar los suelos de vinilo directamente, para un acabado o resultado satisfactorio, deberíamos de utilizar un mortero autonivelante o un hormigon con un acabado casi pulido para no notar bultos en el acabado final.

 Los suelos de vinilo tienen ventajas e inconvenientes pero su rapidez de ejecución y que no sea necesaria la aplicación de resinas o barnices superiores, hace que además de rápido, limpio y barato también sea débil, poco resistente y un acabado nada espectacular. Si tienes claro lo que necesitas y para dónde lo necesitas, quizás sea lo tuyo.

468 ad

Busca en el archivo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR